World Vision República Dominicana
article • Martes, Agosto 22nd 2017

“Lo que te pasó nunca se va”

Share Tweet Share
José Raúl Vargas es uno de los productores de Informativos Teleantillas, uno de los principales noticieros de televisión de República Dominicana.

Vengo de una situación difícil: padres separados, mi madre en drogadicción y en alcohol”, confiesa José Raúl Vargas, de 24 años, quien fue un niño apoyado por World Vision.

En la actualidad, Vargas es comunicador y es uno de los productores de Informativos Teleantillas, uno de los principales noticieros de televisión de República Dominicana.

José Raúl llegó a la televisión por una pasantía de la universidad.

Sin el apoyo de World Vision, estuviera consumiendo drogas”, revela.

A la edad de 13 conoció a World Vision cuando la institución fue a su escuela a impartir una charla de salud sexual y reproductiva. A partir de ese momento, se unió al Movimiento Nacional Infanto Juvenil Protagonistas, una red integrada a la fecha por más de 4,000 niños, niñas, adolescentes y jóvenes de diversas provincias del país, y que auspicia World Vision.

Cuando eres niño y pasas por diferentes situaciones familiares tu autoestima está en el suelo. World Vision contribuyó a que yo tenga una autoestima equilibrada a través de la formación continua”, asegura.

Durante su adolescencia, Vargas se formó en el país y fuera en diversas habilidades con el apoyo de la organización: “Participé en un taller de incidencia política en Ecuador, en un taller de movilización social en Honduras y en un taller de educación ética en Ginebra. Son actividades que recuerdo mucho y que me han forjado como persona”, afirma.

José Raul junto a su maquillista de televisión.

El joven vive en el municipio Villa Altagracia, provincia San Cristóbal, y es un activista en su comunidad. Es coordinador del Observatorio Municipal de Políticas Públicas de su localidad, un espacio formado por diferentes instituciones que vela por la transparencia de la inversión del gobierno central y gobierno local en su municipio.

Lo que te pasó nunca se va. Se supera, pero no se olvida. Tenía mucha tristeza al ver cómo otros padres iban a representar a sus hijos en las reuniones de la escuela y los míos no iban; pero entendía que todo pasaba por algo. Los valores religiosos me dieron la fortaleza de entender que a pesar de que no tenga a nadie detrás hay alguien que está apoyándome, una mano invisible que no la puedo ver pero que siempre está ahí brindándome apoyo”, expresa.

Con sus compañeras de trabajo.

José Raúl estudió Comunicación Social, mención Periodismo en la universidad, y empezará otra licenciatura en Relaciones Internacionales, gracias a una beca que ganó del Ministerio de la Juventud. 

Me veo como un gran comunicador, con una empresa o un medio de comunicación. Me veo como alguien que puede influir. Me veo como una persona que continúa luchando por los intereses del otro. Me veo viajando por el mundo, llevando un mensaje de aliento, de consuelo, de cambios”, proyecta. 

Entiende que los medios de comunicación tienen un deber y una responsabilidad con la niñez: “La labor de los medios para con la niñez es, primero, informar. Lo segundo es velar por sus derechos. Tercero es producir contenidos no sexistas, presentados a horas adecuadas. Que presenten contenidos equitativos, igualitarios, pero sobre todo contenidos apegados a la justicia y que sean educativos”. 

World Vision permaneció en Villa Altagracia por más de 10 años: “World Vision representa para muchas personas un antes y un después. Dejó lo más importante, que es el capital humano, la formación humana que realizó. Hay muchas personas valiosas que han cambiado y que están cambiando la realidad del municipio”. 

Vargas concluye con un llamado al Estado Dominicano para que las instituciones sean más sólidas y haya una mayor inversión en su comunidad. 

Share Tweet

Historias de las comunidades