World Vision Bolivia
article • Miércoles, Mayo 17th 2017

Manifiesto público en torno a la violencia contra la niñez

Share Tweet Share

Por todas las cosas que vemos cada día, puede ser difícil creer lo que le ocurre a los niños y niñas; sin embargo, es importante que lo creamos.

Puede ser difícil hacerle frente a la realidad de la violencia contra los niños y niñas; sin embargo, es importante que le hagamos frente.

Si no nos enfrentamos a la verdad, nunca vamos a verla. Nunca vamos a hacer nada para detenerla.

Debemos reaccionar al leer las noticias y hechos sobre violencia contra la niñez. Debemos hablar sobre el tema con nuestras familias.

Debemos mantenernos alertas sobre lo que les ocurre a los niños y niñas en nuestro medio.

Debemos hacer algo cuando un niño o niña dicen que fueron tocados de manera inapropiada.
Estamos llamados a tomar acción y manifestarnos sobre la problemática de los niños y niñas refugiados, eso no es problema sólo de otros países.

Estamos llamados a preocuparnos por cómo hacer que nuestras escuelas sean más seguras, para que todos los niños y niñas puedan recibir una educación de calidad y que se sientan protegidos.

No finjamos que no sabemos que los niños y niñas están siendo sometidos a diferentes tipos de abuso. Incluso que son obligados a trabajar o sometidos a otros flagelos.

Debemos indagar sobre un cambio en el comportamiento de los niños y niñas en sus clases, en la tienda del barrio, en la oficina de nuestros médicos, en nuestra iglesia, en nuestro centro comunitario, o incluso en nuestra propia casa.

Debemos trabajar para lograr que los niños y niñas tengan una voz poderosa ante las injusticias.

Debemos dejar de lado las actitudes insensibles cuando nos negamos a ver su realidad, cuando silenciamos los gritos de auxilio. Debemos gritar ante los problemas que la mayoría del mundo desearía que no existieran. Entendamos que los buenos deseos, por sí solos, no van a ponerle fin a la violencia contra los niños y niñas.

Se necesita poder reconocer las señales.

Se necesita saber de dónde provienen las prendas o productos que usamos.

Se necesita que los pastores, los líderes religiosos y que sus comunidades hablen sobre las acusaciones de violencia sexual.

Se necesita que los políticos levanten su voz en el gobierno sobre la violencia contra la niñez.

Se necesita de enfermeras, conductores, maestros, directores ejecutivos, las empresas de tecnología, conciertos, celebridades, redes sociales, se necesita de usted y de mí, de su empresa y los medios de comunicación, para terminar con la violencia contra los niños y niñas.

Se necesitan nuevas ideas. Nuevas conversaciones. Nueva tecnología. Se necesita poner el corazón, el amor y el coraje. Se necesita una fe renovada en la posibilidad de que un día, podremos y vamos a hacer esto.

Se necesita del mundo entero para ponerle fin a la violencia contra los niños y niñas.
Esa es la misión. Esa es la visión. Y no vamos a parar hasta que el mundo vea y actúe!!!

 

Para recibir más información sobre las actividades que realizaremos en el marco del programa, regístrate en el siguiente sitio: Regístrate

Share Tweet