World Vision Chile
article • Miércoles, Noviembre 19th 2014

CDN@25: El tercer protocolo opcional – un gran paso hacia adelante

Intercambiar Tweet Intercambiar
El Protocolo Opcional sobre un Procedimiento de Comunicaciones, llamado Protocolo Opcional 3 (OP3), es la culminación de siete años de trabajo de incidencia persistente

Por Alejandro Cartes, Gerente de Advocacy, World Vision Chile

Fue muy gratificante seguir la cobertura de los medios de comunicación chilenos acerca de un importante anuncio hecho recientemente por la Presidente de la República, Michelle Bachelet. ¿Cuál fue el anuncio? Ella había enviado para ratificación del Parlamento Nacional el Tercer Protocolo Opcional de la Convención sobre los Derechos del Niño (CDN). Esta acción confirmó el compromiso del gobierno de Bachelet de avanzar en cuanto a los derechos de los niños en Chile. La noticia es alentadora, especialmente en un país que no tiene una ley nacional integral de protección infantil que proporcione un ambiente protector para todos los niños que viven en Chile. Las organizaciones de la sociedad civil han hecho una fuerte incidencia sobre dos demandas claras: la urgente necesidad de una ley de protección infantil y el nombramiento de un Defensor de la Niñez.

Los medios de comunicación cubrieron esta noticia de manera positiva – en gran parte porque Chile ha estado trabajando para fomentar una fuerte cultura de derechos y de alineamiento con las convenciones internacionales. La constitución chilena convierte automáticamente todos los tratados de derechos humanos en parte del sistema legal chileno, y los tribunales deben considerar las Convenciones sobre Derechos Humanos como fuente primaria. Debido a esto, la CDN ha influido fuertemente sobre la legislación chilena y sobre las decisiones de los tribunales. Los abogados y jueces trabajan con la CDN a diario, y la mayoría de las sentencias de los tribunales incluyen referencias a los derechos otorgados en ella.

Sin embargo, aún se reportan serias violaciones a los derechos de los niños. Hace pocas semanas, el Concilio Nacional de Niñez y Adolescencia, recientemente establecido, publicó una declaración condenando el arresto de dos niños indígenas quienes, además de reportar abuso físico, fueron detenidos y esposados por la policía.

El Protocolo Opcional sobre un Procedimiento de Comunicaciones, llamado Protocolo Opcional 3 (OP3), es la culminación de siete años de trabajo de incidencia persistente por parte de las organizaciones de la sociedad civil, incluyendo a World Vision, para permitir a los niños buscar justicia a más alto nivel.

En Chile, el OP3 abrirá nuevas vías para los niños, individuos y ONG – entre otros – a fin de buscar restauración cuando los derechos de los niños han sido violados. Sin embargo, existe una limitación: requiere que los recursos internos se hayan agotado antes de que una queja sea examinada por el Comité sobre los Derechos del Niño de la ONU. A pesar de dicha restricción, aún consideramos que el OP3 es un enorme paso hacia adelante en el cumplimiento de los derechos de los niños. Además, señala el fin de la discriminación contra los niños, que eran el único grupo de ciudadanos que no contaba con un procedimiento de reclamo para denunciar la violación de sus derechos dentro del sistema de la ONU.

Con el fin de hacer del OP3 una realidad para los niños, los países deben firmar y ratificar el protocolo opcional. Chile ha sido uno de los 46 países que lo han firmado a la fecha. En Chile, el Comité de Asuntos Exteriores e Integración Latinoamericana interparlamentaria en la Cámara de Parlamentarios, preparó un reporte con respecto al OP3, el cual fue aprobado con 69 votos a favor y una abstención. Esta iniciativa está en la Comisión de Asuntos Exteriores del Senado, como parte del procedimiento constitucional.

Acogemos gustosamente este logro; sin embargo, todavía queda un largo camino por recorrer. Como organizaciones de la sociedad civil, debemos continuar generando conciencia acerca del OP3 para garantizar la amplia difusión de este tratado. También debemos hacer que el mismo sea accesible a los niños, y se deben desarrollar y distribuir versiones aptas para los ellos.

En el año del 25 aniversario de la CDN, debemos hacer un llamado a los gobiernos a ratificar el OP3. Esto mostrará nuestro compromiso con los niños, al garantizar que todos los niños de mi país y del mundo gocen de los derechos establecidos en la Convención.

Acerca del Autor

Alejandro Cartes es el Gerente de Advocacy de World Vision Chile. Su experiencia profesional es en el área de derechos humanos, derecho del niño al desarrollo y empoderamiento comunitario. Jugó un papel central en el establecimiento del Departamento de Advocacy en la oficina de su país y garantizó que la estrategia de advocacy de su oficina nacional estuviese enfocada en la niñez y con un fuerte componente de participación infantil, empoderamiento y protección infantil.

Intercambiar Tweet

Historias de las comunidades

Historias de las comunidades