World Vision Internacional
article • Viernes, Julio 20th 2018

Jan Perfecto - Lo más difícil es dejar a la familia

Intercambiar Tweet Intercambiar
Jan Perfecto conversa con un empleado de World Vision Brasil. Foto: World Vision/World Vision Brasil

Mi nombre es Jan Perfecto. Soy de Barcelona, ​​provincia del estado de Anzoátegui, en Venezuela. Tengo 23 años y soy estudiante de Ingeniería. Desafortunadamente, debido a la situación en mi país, tuve que dejar la universidad. Muchos profesores dejaron las universidades y están buscando otros países para una mejor calidad de vida.

Por varios meses, pensé en dejar Venezuela porque era muy difícil conseguir comida y el dinero.  Estoy dejando una hija de 8 meses porque era muy difícil conseguir su leche, comida, pañales. Yo pienso en trabajar para ayudar a mi familia y traer a mi hija y mi esposa en el momento correcto, cuando esté estabilizado en Brasil. Voy a buscar un empleo en Boa Vista para ser capaz de sostenerme hasta que esté totalmente estabilizado y pueda buscar a mi familia.

Jan Perfecto, Migrante venezolano. Foto: World Vision/World Vision Brasil

Hago un poco de todo. No me importa barrer, pintar, limpiar, cualquier trabajo me sirve. No importa la dificultad, tengo que encontrar una manera de seguir adelante Siempre pensé que los primeros días en Brasil serían difíciles, al menos los dos primeros meses lo fueron, pero son experiencias que me ayudan a saber que si algo no funciona por un lado, busco solución por otro lado. Tenemos que aprender a acostumbrarnos con muchas cosas aquí, como el idioma, pero eso nos servirá para hacer amigos.  Lo más difícil de salir de nuestro país es dejar a la familia. Dejar a la madre, al padre, a la esposa, hijos, hermanos. Eso es lo más difícil.

Intercambiar Tweet

Historias de las comunidades