Metas Post 2015 para niños y niñas: No detenerse ante nada

World Vision considera que para construir un futuro más justo para cada niño y niña, la agenda de desarrollo post-2015 debe aspirar a llegar a los niños y niñas más vulnerables, a garantizar que el éxito se mida por medio del impacto que tenga en ellos y a transformar los sistemas y prácticas sociales que los mantienen en estado de pobreza.

A medida que nos acercamos al final de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), tenemos la oportunidad de aprovechar el extraordinario avance que se ha dado en materia de reducción de la extrema pobreza y del mejoramiento del bienestar de la niñez y definición de la dirección con el objeto de garantizar un mundo más justo para todos los niños y las niñas.

Los últimos 15 años nos han demostrado que este sueño está cerca. Un mundo en donde la siguiente generación no sólo sobreviva sino que puede prosperar es posible. Un mundo en donde el número de niños y niñas que fallecen por causas prevenibles es de cero y no de 6.6 millones. Un mundo en donde niños y niñas con hambre no son más que un recuerdo. Un mundo en donde niños y niñas no conocen nada de abuso, violencia, guerra o trabajo. Esto es posible si personas, corporativos, organizaciones, líderes y gobiernos no se detienen ante nada para ver que ese mundo se convierta en una realidad. Y el mejor lugar para empezar es con la agenda post 2015.