Colombian child speaking up

Los niños y los adolescentes en el informe de Colombia sobre los ODS en la ONU

Sara Lara celebra que los niños y los jóvenes sean  incluidos en el Informe Nacional Voluntario de Colombia ante la ONU.

El año 2020 trajo consigo grandes retos para el mundo. El COVID-19 se perfilaba como una gran amenaza, pero a medida que avanzábamos hacia el 2021 se hizo evidente que los impactos secundarios de la pandemia eran igual de graves, especialmente para los niños y niñas. Antes de que el coronavirus se abriera paso por el planeta, el mundo avanzaba con paso firme hacia los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), hacia la superación de la pobreza multidimensional, la reducción de las desigualdades y el logro de la paz.

Sin embargo, los países de todo el mundo estaban gravemente traumatizados por el confinamiento colectivo y la crisis económica provocada por el coronavirus. Como resultado, el duro trabajo y la inversión de las naciones en el cumplimiento de los compromisos de los ODS aún pueden perderse. Esto es especialmente preocupante para países como Colombia, que ya se enfrentaba a enormes retos para cumplir los objetivos incluso antes de la crisis sanitaria.

Cada pocos años, los gobiernos presentan un informe sobre los avances de su país en la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Estos informes nacionales voluntarios se presentan durante el Foro Político de Alto Nivel (HLPF por sus siglas en inglés) de la ONU en julio. Este año, Colombia se une a otros países para presentar sus avances en los ODS en el HLPF. Ya lo hizo en 2016 y en 2018, pero en ambos informes la información sobre la infancia era limitada e insuficiente.

Por esta razón, NiñezYA, una coalición formada por World Vision y otras 100 organizaciones que trabajan en favor de los niños colombianos, preparó un informe La pandemia tiene en crisis los derechos de la niñez que incluía datos de entrevistas con niños y jóvenes sobre temas de pobreza y COVID-19. Nos entusiasmó que el contenido de este informe se incluyera en la RNV del gobierno.

Este enfoque es inusual para las RNV y significó que cuando se entregó el informe de Colombia, éste reflejaba las voces jóvenes de aquellos que corren más riesgo de que su país no logre alcanzar la Agenda 2030.

El informe de NiñezYA destaca cinco de las ocho áreas en las que sabemos que se presentó el gobierno colombiano:

1.            El bienestar de  la niñez proporcionado por la familia está en riesgo (relacionado con el ODS1 Acabar con la pobreza). En 2020 3,6 millones de personas en Colombia cayeron en la pobreza financiera y 2,8 millones en la pobreza financiera extrema. Se espera que esta cifra aumente en 2021. La pobreza económica impulsa el trabajo infantil y el matrimonio precoz y dificulta el acceso de las familias a la salud, la educación, la vivienda y otras necesidades básicas.

2.            La escasez de alimentos está aumentando (ODS2 Hambre cero). La inseguridad alimentaria se está profundizando en Colombia, ya que la cuarentena ha provocado un descenso en el porcentaje de  familias que tienen tres comidas al día del 89,3% al 69,6%. Esto puede causar desnutrición crónica, que ya es un problema para el 10,8% de los niños menores de 5 años en el país. Antes de la pandemia, la Fundación Éxito había previsto que la erradicación de la desnutrición podría producirse en 2036, pero con el retroceso en el crecimiento económico y la pandemia, cree que ahora podría retrasarse hasta 2040, 10 años después de la fecha límite de los ODS.

3.            Aumento de las muertes (ODS3 Salud y bienestar). Según el Instituto Nacional de Salud, las muertes maternas aumentaron, posiblemente porque los hospitales estaban dando prioridad a la atención COVID-19. La asistencia de niños y adolescentes a las clínicas y hospitales también disminuyó, quizás por la falta de acceso, el miedo al contagio y posiblemente la pérdida de confianza en el sistema de salud. Esto es más grave en el caso de los niños y niñas con discapacidades. Además, la salud mental de los niños que sufren ansiedad y estrés seguirá siendo deficiente mientras el sistema sanitario esté centrado en el COVID-19 y no haya ayuda disponible.

4.            Niños cada vez más vulnerables (ODS13: Acción por el clima). El calentamiento global está contribuyendo a la prevalencia e intensificación de las enfermedades respiratorias y diarreicas que se concentran en el 50% de la población que sufre la peor pobreza. Asimismo, las desigualdades se profundizan en las zonas afectadas por las inundaciones y las sequías, así como en las zonas en las que la población en general carece de acceso al agua potable y al saneamiento básico.

5.            Paz esquiva (ODS16 Paz, justicia e instituciones sólidas). Aunque en 2016 el gobierno colombiano firmó un acuerdo de paz con uno de los grupos guerrilleros más antiguos del país, el reclutamiento forzado de niños, niñasy adolescentes aumentó durante la pandemia[1] Las bandas criminales también siguen utilizando a los menores de 18 años para cometer delitos como el robo o el tráfico de drogas. Para NiñezYA es muy preocupante el aumento del desplazamiento forzado, que afecta en mayor medida a los pueblos indígenas y afrodescendientes, así como el bloqueo de suministros y servicios básicos o las violaciones del derecho a la vida y a la integridad. Estos hechos también afectan a los más de 400.000 niños y niñas migrantes venezolanos en Colombia.

Los niños y niñas están en peligro y, por lo tanto, también lo está la consecución de los ODS.

NiñezYA pide a los gobernantes de todos los niveles que actúen ahora para proteger a nuestros niños y jóvenes, situándolos en el centro de sus programas, planes y políticas. Pedimos más inversión y provisión de salud y nutrición; más juego, más educación preescolar, primaria y secundaria; y más oportunidades para que los niños participen en los debates sobre sus necesidades y su futuro. Pedimos que se fortalezca a las familias para mejorar el cuidado de la niñez , e instamos a todos a hacer lo que puedan para prevenir la violencia contra los niños y los jóvenes. La delincuencia de los adolescentes debe ser atendida con justicia restaurativa y pedagógica, y promovemos una cultura de paz, reconciliación y convivencia en nuestro país.


Conozca más sobre el trabajo de Visión Mundial en Colombia haciendo clic aquí

Lea el informe completo La pandemia tiene en crisis los derechos de la niñez aquí.

Lea el documento resumen redactado por NiñezYA como guía para acompañar el informe colombiano VNR Los ODS están en riesgo aquí

Sara Cristina Lara González es Líder Nacional de Incidencia y Alianzas en favor de la niñez   de Visión Mundial Colombia.

 

1 Según cifras del Observatorio de la Niñez y el Conflicto Armado de Coalico